Porque estar lejos no es estar ausente

Porque estar lejos no es estar ausente - Viajando sin ropa de invierno
Me considero una persona con buen gusto musical, que disfruto de cualquier género; ya sea salsa, balada, pop, rock, rap o reggaetón, sobre todo si viene acompañado de buena letra. 
Si existe algo que valoro mucho en un tema musical es que pueda escucharse, que más allá de bailarlo estés un día de bajón porque amaneció feo, hace menos 6 grados, estas fuera de casa, y de buenas a primeras decidas ponerte los cascos y darle play al aparato e incluso tararear su letra; por los motivos que sean y disfrutarlo como Dios manda. Quizás para levantar el ánimo o para comenzar la semana con el pie derecho (como dirían en la isla), porque te gusté simplemente escucharla o para recordar a los tuyos, a tu tierra.
La salsa y el reggaetón los bailo por qué nací y me crié con ellos, pero el rap no es oriundo de Cuba. Es un género musical desarrollado en Norteamérica que tuvo mayor auge en la década de los 60’s. Y pese a no ser un género nacido en mi país, disfruto mucho el escucharlo, porque en sus letras se narran hechos verídicos, donde te vas enterando de la historia desde el principio hasta el final de la canción. 
Algunos grupos de rap cubano con los que me siento identificado son Orishas (con más de 750.000 copias vendidas en Europa, dos Grammys y según Times está catalogado como uno de los mejores del mundo);  podría mencionarte además a Mano Armada, Los Paisanos, Doble Filo y Los Aldeanos
 
Pero hace poco tiempo descubrí un tema, desde mi punto de vista muy crítico y cuyo contenido refleja el sentir de cada cubano que viva fuera de la isla. El cantautor se llama Luis Alberto Almanza (El Unik0) y a pesar de su corta edad, promete ser un buen exponente de la música cubana, específicamente del rap.
 
Hoy desperté escuchándolo; y ahora lo comparto con ustedes. Espero les guste a todos; pero más que nada lo comparto con aquellos que desconocen nuestra historia, se acerquen un poquito más a ella. 
 
Y que sepan que en Cuba hay, hubo y habrá mucho talento. Algunos aún siguen allí, otros decidieron marcharse. Pero todos somos cubanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.